Encuentro interestamental

Instituto Nacional se capacita en implementación de circular que garantiza derecho a identidad de género

Una jornada de formación y trabajo entre estudiantes, profesores y profesoras, asistentes de la educación y profesionales del establecimiento fue lo que vivió la comunidad educativa. La instancia estuvo orientada a profundizar sobre temas de género en el ámbito educacional, y en ella participaron integrantes de la U. de Chile que forman parte de los espacios de colaboración establecidos entre ambas instituciones públicas.

Como el cumplimiento de un compromiso y una respuesta a una necesidad de la comunidad educativa. Así describió el Rector del Instituto Nacional, Manuel Ogalde, a la jornada de capacitación y dialogo que vivió el establecimiento el pasado martes 8 de noviembre. La iniciativa, convocada por la Red Interestamental de Género del Instituto Nacional (IN), es la primera actividad dedicada completamente a la capacitación en la materia. El espacio estuvo referido específicamente a la Circular N°812 del Ministerio de Educación, que tiene por objetivo garantizar el derecho a la identidad de género de niñas, niños y estudiantes en el ámbito educacional.

“Como Red, estamos abriendo una puerta para el ingreso de la perspectiva de género de manera integral. Estoy súper contenta con lo que hicimos. Es algo que está comenzando, pero siento que es el inicio de algo bueno que está por pasar acá. Que exista una Red Interestamental, que exista este convenio con la U. de Chile, nos abre muchas puertas”, destacó Marcela Dávila, integrante de la Secretaría de Género del IN, recientemente creada.

Rol pedagógico en la instalación de la perspectiva de género

Macarena Vargas, profesional del Área de Género del Centro de Estudios Saberes Docentes de la Universidad de Chile, e integrante del equipo de la Casa de Bello que ha trabajado en este ámbito, fue parte de la planificación de la jornada y de los grupos de trabajo posterior a la parte expositiva. Como explica, la instancia abarcó más allá de la Circular N° 812. “También se enfocó en repensar el rol pedagógico. Lo esencial de estos talleres es que estuvieron enfocados en hacer una mixtura entre edad, género y áreas pedagógicas”.

Esta colaboración que se ha venido desarrollando en los últimos años se fundamenta en la “creencia de que como institución podemos apoyar en el mejoramiento de la educación pública, en ese compromiso que asumimos con el IN de instalar una educación no sexista”, afirma.

Parte de este trabajo desembocó, por ejemplo, en la creación de la Secretaría de Género y Diversidades Sexuales, espacio que deviene de uno de los pilares del convenio de colaboración entre el plantel y la Municipalidad de Santiago, que tiene como objetivo coordinar y convocar a las distintas unidades del Instituto que están vinculadas a temáticas de género y educación sexual, así como liderar la vinculación con la línea de género de la DEM.

La voz estudiantil

Otro aspecto destacado por la profesora Dávila es que el encuentro “estuvo protagonizando y pensado por los estudiantes, quienes participaron en todos los grupos de trabajo”. Por ello, estos encuentros -que continuarán en el tiempo- son una oportunidad para “abrir los espacios a que los y las estudiante sean capaces de posicionarse desde la integración, porque tienen un montón de cosas que enseñarnos”.

Uno de los organizadores y participantes de la jornada fue Benjamín –Kook– Rosales. “No sabíamos la diversidad de opiniones y pensamientos que nos íbamos a encontrar. Era atemorizante, pero la verdad es que fue interesante; fue emocionante y también incierto”. Como parte de los grupos de trabajo posterior, Kook relata que una de las dificultades fue “cómo rompemos el hielo, cómo hacer que hablen. Era complejo empezar el diálogo y que se mantuviera”.

Otra de las dificultes, a modo de balance por parte de Kook Rosales, es que esta “es una normativa que está vigente, y a pesar que personas puedan no querer abrirse al tema, es algo que nos rige”. Por ello, impulsar estas capacitaciones y encuentros “no es para idealizar posturas ‘liberales’, es más que nada para evitar los conflictos. Porque nuestro mayor problema con estas problemáticas es la desinformación, y es un gran problema que tenemos, no solo con la comunidad educativa sino que como sociedad”.

En definitiva, como cierra Marcela Dávila, “este es el IN que queremos construir: modernizarlo, que se abra a las nuevas temáticas. Buscamos que la relación profesor-estudiante sea más cercana y fluida, y que ellos y ellas pueden participar en todos los espacios”.

En el taller, además, participaron representantes del Programa de Diversidad de Sexual de la Municipalidad de Santiago, Erika Montecinos y Franco Fuica.

Mesa de Estudiantes: instancia de colaboración entre el Instituto Nacional y la Universidad de Chile

Otra instancia que tuvo lugar durante la jornada del 8 de noviembre fue el trabajo colaborativo de la Mesa de Estudiantes, en donde las y los integrantes fueron parte del debate de la circular 0812. La Mesa de Estudiantes tiene como objetivo general abrir espacios de diálogo entre el estamento de estudiantes y el estamento de funcionarios y funcionarias del Instituto Nacional. En esa línea, sus objetivos específicos son: reformular a través del diálogo y los acuerdos el propósito de la mesa; Buscar estrategias de convocatoria para todas y todos los estudiantes; Proponer, desde la diversidad del estudiantado del Instituto Nacional, estrategias y actividades que propendan a tener una buena y sana convivencia escolar dentro de la comunidad.

Para la orientadora del Instituto Nacional y coordinadora de la Mesa de Estudiantes, Claudia Álvarez, es fundamental lo que se pudo realizar después de 200 años de historia de la institución. “Tuvimos el ingreso de las niñas y hoy día tenemos la posibilidad de realizar estos talleres sensibilizando y diagnosticando nuestra institución en relación a estas temáticas de género, estas temática de orientaciones sexuales y la perspectiva que tienen los profesores de aquello”.

Uno de los estudiantes que participó en la jornada fue Carlos Lobos, del segundo medio L, quien integró la mesa de jóvenes desde 7º básico hasta 4º medio. El institutano describe que durante la instancia “nos comunicamos, nos dimos un espacio seguro para ver qué cosas nos genera malestar, qué cosas nos genera una violencia y que claro, recolectando, conversando con los especialistas de la Universidad de Chile, con los especialistas del Instituto, pudimos llegar a un paso y un consenso, que es la violencia que existe desde el profesorado hacia el estudiantado. Por lo cual, nosotros como Mesa profundizamos el aprender sobre la Circular 0812, donde vemos cómo los profesores deben actuar ante algún estudiante que quiera cambiar su género, que se le quiera nombrar de alguna manera y claro, lo que se exige en esa circular”.

En ese sentido, Marcia Ravelo, académica e integrante del Núcleo de Juventudes de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile, sostuvo que la jornada fue un desafío para la mesa de estudiantes. “Primero, porque es una cuestión que ellos sentían muy necesaria poner en la conversación con la y los docentes del Instituto, en el tema del género, de las disidencias de género y el respeto por las distintas identidades. Entonces, para mí, como persona que acompaña esta mesa desde la Universidad, me parece que es una experiencia que habla muy bien de los procesos que está viviendo la sociedad chilena y particularmente de lo que se está incorporando de manera tibia todavía, creo yo, al mundo educativo”.

Prensa U. de Chile Fotografías: Felipe PoGa
Compartir:
https://uchile.cl/p193357
Copiar