Centro Saberes Docentes y CPEIP forman primera generación de Educadoras de Párvulos como “mentoras” especializadas en la profesión

En total, participan 131 educadoras de párvulo de la Región Metropolitana y de Valparaíso, en este curso denominado Formación General de Mentoras de Educadoras de Párvulo Principiantes, el que busca formar a educadoras de párvulos experimentadas en el ejercicio de la profesión para que puedan actuar como mentoras de los y las educadores/as de párvulos noveles (principiantes) o que se inician en la carrera profesional.

Saberes Docentes, centro de estudios de la Universidad de Chile, con el apoyo del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) realizan el primer curso de Formación General de Mentoras de Educadoras de Párvulo Principiantes.

El curso, próximo a culminar, está diseñado para formar a educadoras de párvulos experimentadas en el ejercicio de la profesión para que puedan actuar como mentoras de los y las educadores/as de párvulos noveles (principiantes) o que se inician en la carrera profesional.

En total, participan 131 educadoras de párvulo de la Región Metropolitana y de Valparaíso, quienes han tenido horas cronológicas de trabajo en modalidad sincrónica y asincrónica, distribuidas en clases, talleres, círculos de reflexión y tutorías.

El subdirector de Saberes Docentes, Pablo González, sostuvo que “la mentoría, entendida como un proceso de acompañamiento que hace una educadora experimentada, formada y acreditada como mentora por la Universidad y el CPEIP, respectivamente, es un derecho legalmente establecido al que puede acceder, voluntariamente, una o un educador de párvulo o un docente novel”.

“Este es un derecho que el Estado debe proveer y asegurar, mediante la actuación de mentoras, las que han de estar registradas como tales por CPEIP, luego de haber sido formadas por universidades u otras agencias reconocidas por el Estado, mediante la aprobación de cursos acreditados por dicho organismo”, agregó.

En la actualidad, el CPEIP viene instalando gradualmente este subsistema de apoyo a las y los educadores noveles, en el marco de la implementación de la Ley 20.903 y la instalación de lo que dicho cuerpo legal define como "Sistema de Desarrollo Profesional Docente".

“Este proyecto de formación general de mentoras para la educación parvularia, está pronto a terminar su etapa de formación formal, ya que el curso está próximo a cerrar. Esperamos continuar trabajando y aprendiendo junto a las participantes, mediante la creación de redes de aprendizaje y trabajo colaborativo protagonizadas por ellas, redes o comunidades profesionales de aprendizaje con foco en los procesos de mentoría”, indicó González.

Por su parte, Ingrid Boerr, profesional de Saberes Docentes y coordinadora académica del curso, remarcó que “lo que ha sido importante en el curso es cómo se ha ido vinculando su formación en los distintos módulos con el desarrollo profesional, las comunidades de aprendizaje, las condiciones en que el desarrollo de las comunidades y los profesionales, todo esto hace que se produzca un elemento extra, el tema de la diversidad e inclusión”.

En una de las últimas charlas, participó el ex director de CPEIP y actual Decano de Educación de la Universidad Central, Jaime Veas, quien destacó el Sistema de Desarrollo Profesional Docente, en relación al ingreso de las educadoras de párvulos. Sobre esto, planteó que “el sistema les otorga iguales derechos y obligaciones que a los docentes del sistema escolar, propósito buscado por la ley, mismas condiciones de reconocimiento para el ejercicio de la función docente de aula o sala”.

“Además, el derecho a contar con un mayor tiempo no lectivo, que en el caso de la educación inicial aporta significativamente a la protección del tiempo personal y profesional de las educadoras. Por último, destacaría el disfrute de dos derechos, el del apoyo a la inmersión profesional para las educadoras principiantes y el derecho a la formación continua, gratuita y pertinente, a lo largo de toda su trayectoria profesional”, puntualizó.

Respecto de las mentorías, el ex director del CPEIP remarcó que “estimo que el trabajo que realizan constituye una poderosa contribución a la consolidación de un derecho, la inmersión acompañada al ejercicio profesional, por medio de la figura de una profesional de calificación -la mentora-, que es pionero, en la región, como proceso legislado y de disposición para todos los docentes principiantes”.

Una de las participantes de estas mentorías, Andrea Chacana, educadora de párvulos de la Sala Cuna y Jardín Infantil Trencito de Melipilla, dijo que “como educadora de párvulos para mí es un privilegio el ser parte de la primera corte de educadoras mentoras y en cuanto a mi desarrollo profesional, sin duda, trae cosas maravillosas, sobre todo por el hecho de que nosotras podamos contribuir a la inserción profesional de una educadora novel”.

En cuanto a las clases, Chacana destacó “la calidad de los profesores, la capacidad que tienen para llevar todo esto a instancias de reflexión sobre el día a día y el de llevar los conocimientos a la práctica. En cuanto a la charla que nos dictó Jaime Veas, me pareció muy buena porque como educadoras debemos estar al tanto de qué significa el Sistema Profesional Docente y también conocer el paso a paso, nuestras responsabilidades, y desde ahí entender cuáles son los reconocimientos al que optamos al dar nuestras pruebas y el portafolio, me parece fabuloso”.

La educadora de párvulos de Melipilla también agregó que en este curso “he aprendido el conocimiento de qué significa ser mentora en educación para Educadoras de Párvulos, ese conocimiento es nuevo y he desarrollado otros aspectos tan importantes como fortalecer mis conocimientos y prácticas, además, destaco que se ha desarrollado en mí la empatía respecto de la inserción profesional, el poder darme cuenta que es una dificultad para cualquier docente y en eso, nosotras ayudaremos”. 

Compartir:
http://uchile.cl/p177745
Copiar