Reflexiones conceptuales desde la política y comunidades educativas: las herramientas que entrega el curso “Orientaciones para integrar la perspectiva crítica de género en las comunidades educativas”

Herramientas como la reflexión conceptual (desde la matriz binaria, de la heteronorma, del adultocentrismo y androcentrismo), las orientaciones desde la política educativa, legislación vigente y las comunidades educativas, son algunos de los hitos que se discutirán en el curso “Orientaciones para integrar la perspectiva crítica de género en las comunidades educativas”, que lanzó Saberes Docentes, Centro de Estudios de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile.

De acuerdo a la relatora y Coordinadora del Núcleo Convivencia, Ciudadanía y Género de Saberes Docentes, Marcela Bornand, el objetivo del curso busca que las, los y les participantes comprendan la invitación crítica y transformadora de la perspectiva de género en educación, profundizando en los conceptos y marco legal-normativo que permiten movilizar la transformación educativa en sus propias comunidades, todo esto, a partir de la elaboración de propuestas concretas y situadas de trabajo, ya sea a nivel de equipos de escuela o de trabajo en aula.

Las orientaciones se dividen en tres grandes temas, señaló Marcela Bornand, “por una parte, están las orientaciones conceptuales que buscan robustecer la reflexión docente desde una perspectiva de género, abarcando conceptos claves que ayudan a mirar la escuela y la práctica pedagógica desde los lentes del género y las diversidades sexo genéricas. Allí trabajaremos el problema de la matriz binaria, de la heteronorma, del adultocentrismo y androcentrismo como focos conceptuales que permiten leer críticamente la producción de desigualdad y exclusión sexogenérica en la escuela”.

“Por otra parte, están las orientaciones desde la política educativa y legislación vigente, lo que permite a docentes y equipos directivos conocer el horizonte valorativo y legal que debiese regir a las escuelas en este aspecto, vinculándolo con su proyecto educativo institucional. Finalmente, se trabajan lineamientos para llevar a las comunidades educativas y aulas de las y los participantes la perspectiva de género, contemplando sus contextos y sus desafíos particulares". 

Respecto de cómo se combina lo teórico y lo práctico dentro del curso, la relatora sostuvo que “el curso plantea inicialmente procesos de problematización colectiva que buscan situar la reflexión teórica en los escenarios educativos de las y los participantes, así también las evaluaciones están pensadas para que puedan mirar su comunidad educativa y su propia práctica pedagógica desde una perspectiva de género, realizando  diagnósticos críticos de sus espacios educativos y diseñando propuestas de trabajo contextualizadas”. 

En cuanto a ¿por qué esta es una oportunidad para los docentes?, Bornand indicó que “hoy la construcción de espacios escolares libres de violencias, exclusiones y desigualdades es uno de los nortes de transformación hacia una escuela más justa e integral, y este curso busca aportar con orientaciones, herramientas y reflexiones claves a ese destino de equidad y justicia educativa”.

“Mi llamado es a asumir con convicción pedagógica y esperanza la transformación cultural que hoy vivimos, donde la escuela no puede quedarse atrás, sino al contrario, trabajar activamente para brindar la escuela que merecen y tienen por derecho niñas, niños y jóvenes. Para esto les invitamos a trabajar en un espacio de reflexión colectiva, donde podrán compartir con otres colegas y comunidades, para así aprender en conjunto”, apuntó.

El curso “Orientaciones para integrar la perspectiva crítica de género en las comunidades educativas” se realizará entre el 14 de junio al 12 de julio, los días lunes y miércoles a las 18:00 horas vía plataforma e-Learning de Saberes Docentes.

“Una de las ventajas de la modalidad online es que potencia el trabajo autónomo de les participantes en la plataforma virtual en tiempos pandémicos en que es muy complejo asistir a clases y organizar los tiempos. También tiene la ventaja de que en las clases se reúnen a personas de diferentes lugares del país y contextos muy heterogéneos, lo que vuelve aún más rica e interesante la reflexión colectiva que allí tiene lugar”, puntualizó la relatora.

INSCRIPCIONES AQUÍ

Compartir:
http://uchile.cl/p176536
Copiar